Archivo de la etiqueta: MICHAUX

LEYENDO A… HENRI MICHAUX / Rosa

Mi particular homenaje a este escritor:

El primer poema inspirado en el suyo LUGARES, MOMENTOS, TRAVESIAS DEL TIEMPO.

El segundo poema escrito a raíz del suyo EMPUÑAR UN PAISAJE y mi particular visión de cómo estropeamos la naturaleza.

LA VIDA SE REPITE

Rueda, rueda. La vida se repite.

Todo avanza, todo gira, cambia y vuelve a cambiar otra vez.

Gira y vuelve a repetirse, en el mismo o en otro lugar.

Los mismos actos, los mismos gestos. En mi, en ti, en nosotros… la vida se repite.

Y al cabo de los años en otras personas, en mi, en otro tiempo, cambiando las formas y las palabras.

La vida se repite.

ESE GANADO

¿Qué hacen esos rebaños alimentándose sin cesar, llenando de inmundicias todo el valle?

¿No ven la cápsula que compone y envuelve ese paisaje? Cápsula cuya belleza capturan mis ojos.

¿Qué tienen ellos de especial?

Ese ganado también tiene un par de ojos y solo ven la hierba que se extiende a sus pies cubierta de sus propios excrementos.

Octubre de 2011

Rosa María Ramos Fernández

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo NUESTRAS EXPRESIONES

19 de octubre de 2011: HENRI MICHAUX

Asisten a la sesión: Isabel, Toñi, Laly, Seve, Eugenio, Pepe, Valentín, Rosa, Neus, Luis, María José y Pilar. Toma la palabra Isabel, que hace un inciso para explicarnos el nuevo modelo de exposición: para que no empiecen siempre los mismos, cada día se iniciarán las intervenciones siguiendo el orden del listado de miembros del taller, y correrá el turno hacia la izquierda.Después Isabel lee las biografías del autor publicadas en Wikipedia y El Poder de la Palabra. Una vez concluida la lectura, Luis matiza que la revista Sur de Argentina donde colaboró Michaux, no estaba enfocada como apoyo a la Resistencia francesa a la ocupación alemana durante la Segunda Guerra Mundial, como se entiende al leer la biografía de El Poder de la Palabra, sino que, al contrario, esta revista, fundada por Victoria Ocampo, era muy independiente.

A continuación comienza Toñi su exposición. Ha leído Un bárbaro en Asia y le ha gustado. Nos cuenta alguna de las observaciones que suscribió Michaux en este libro, como su impresión de que a los hindúes les importaban más las vacas y los monos que las mujeres. Es un libro de viajes, de sus vivencias en distintos lugares de Asia, con explicación de la cultura autóctona. A Toñi le ha llamado la atención lo reiterativo que es el autor con algunos detalles.

Rosa ha leído su poesía. Lo ha situado dentro del Surrealismo (a lo que Luis matiza que la poesía de Michaux no es exactamente surrealista, como pueda serlo su pintura, sino dadísta). Rosa destaca el verso libre y su uso de la prosa poética, con un estilo conciso que a ella le ha recordado los microrrelatos tan en boga en la actualidad. Destaca su temática (lo social, el desengaño amoroso, los juegos de palabras a veces impronunciables, la preocupación por cuestiones filosóficas) y hace mención de un poema contra el aborto, que más adelante Luis achacará a su misticismo religioso. A Rosa le ha llamado la atención lo descarnado de la poesía de Michaux, lejos del Romanticismo; lo ha visto crítico y pesimista, vuelto hacia el vacío existencial, denunciando constantemente su insatisfacción. También destaca Rosa la reivindicación de lo ecológico, que Laly considera muestra de plena actualidad y a lo que Luis comenta que lo que en Michaux parece Ecologismo es en realidad Panteísmo. Finalmente Rosa, a quien el autor ha transmitido sensaciones muy diversas que Isabel llama síntoma de Expresionismo, nos lee un poema de Michaux (Mi vida) y un par de poemas propios que ha escrito inspirada en su poesía.

Valentín ha leído algo de información y algunos textos en Internet, y destaca las experiencias alucinógenas del autor para crear, y la etiqueta de “carácter hermético” que se ha dado a su obra. Al respecto, pregunta a los asistentes qué puede significar ese “hermetismo”, y qué quiere decir Michaux cuando dice que a través de las drogas ha logrado la conciencia del proceso creativo pero ha perdido otro tipo de conciencia anterior, cuestiones que generan un pequeño debate.

María José indagó en algunos fragmento, destacando ese desarrollo de viajes con el cual se ha calificado la obra de Michaux: viaje exterior, viaje fantástico, viaje interior. Ha leído un texto donde el autor cuenta que tras haber consumido hachís se metió en un cine de donde tuvo que salir minutos después agobiado por los efectos de la droga, que le hacían consciente de sus actos reflejos con una lucidez y un detallismo que, a juicio de María José, andan parejos a la Experiencia Zen. María José destaca que el autor haya buscado adrede la desorientación de su conciencia para ir en busca de nuevas experiencias creativas.

Seve leyó algunos textos de En otros lugares. Le ha resultado una lectura curiosa, que le ha dado pie a la reflexión y el análisis de las distintas situaciones descritas; en concreto destaca un texto donde el narrador oye un ruido y al buscar el motivo encuentra a dos personas semidesnudas peleándose, y otro donde se cuenta el castigo por adulterio que se ejerce en una cultura distinta a la occidental.

Luis leyó uno de sus libros de viajes exteriores (Ecuador) y quiere destacar la contradicción que siempre ha encontrado en Michaux: según decía el autor, rechazaba la quietud en favor del movimiento, y en efecto fue un hombre muy activo, pero sin embargo tenía por religión un dogma que exigía la resignación, lo que a juicio de Luis le produjo un choque emocional que marcó su obra. Como pintor, a Luis le pareció mediocre, en comparación con Klee, por ejemplo, pero recuerda el entusiasmo que le produjo una obra de Michaux en que se representa la actividad natural del átomo y el clinamen, original interpretación del atomismo de Demócrito. Luis considera que de no haber sido por su relación con Gide (quizás, comenta, por la transfiguración religiosa de éste), es posible que Michaux no hubiera salido del anonimato. Finalmente, Luis destaca algún detalle de su vida, como el hecho de haber abandonado sus estudios para trabajar como fogonero, lo que supuso una merma en su formación que le impidió haber alcanzado mayor cultura.

Eugenio ha leído una antología poética y le ha gustado mucho la ironía de sus primeros escritos. Dice que en éstos encontró cierta reminiscencia a Cortázar, rasgo que nunca había localizado en un escritor anterior al argentino, pero que a medida que fue avanzando en la lectura de la antología, ordenada cronológicamente, fue perdiendo esa chispa irónica, ganando desolación y volviéndose algo caótico. Destaca Eugenio el poema que compuso Michaux por la muerte de su mujer (e interroga sobre este hecho, pues no ha encontrado información respecto a la realidad de aquella tragedia). A continuación, lee un texto propio inspirado en el autor y comenta, al hilo del debate anterior sobre el uso de las drogas como fuente de inspiración, que a él le parece más acertado buscar la novedad en lecturas que formen la experiencia literaria que en sustancias psicotrópicas.

Pilar confiesa no haber oído hablar de Michaux en su vida, a lo que replica Isabel que ninguno de los presentes (salvo honrosa excepción) lo había hecho. A Pilar le ha parecido un tipo raro, circunspecto, y destaca su labor como redactor jefe en la revista Hermes, donde lograba una combinación entre mística, filosofía y poesía. A Pilar le parece que el uso de las drogas para inspirar la creación es un imposible, pues la droga produce siempre efectos negativos y no importa si eres un artista o un vagabundo, a lo que Luis opone el hecho de que Beethoven componía bajo los efectos del alcohol, y otros así compusieron grandes obras de arte, por lo que el efecto de los alucinógenos y otras sustancias es relativo a la persona consumidora. Finalmente, Pilar lee un poema del autor, Yo remo, que destaca por su agresividad. Luis y Pepe comentan que este poema es un claro alegato contra sí mismo; Rosa destaca sus metáforas e imágenes nítidas del estado de ánimo del autor reflejadas en ese poema y Luis el carácter activo de Michaux, que nombró durante su intervención, reflejado en el estribillo: la acción de remar.

Pepe no ha leído nada de Michaux, pero al hilo de lo escuchado durante la sesión le parece una persona muy disconforme consigo misma. Ha leído, eso sí, algo de su biografía, pero poco; comenta entonces su falta de tiempo para preparar las sesiones, lo que le hace dudar del aprovechamiento de las mismas, pero entre todos le instan a seguir, pues siempre podrá aportar su opinión sobre lo escuchado y sus conocimientos de Historia, que confiesa. Finalmente, Pepe asegura que, en efecto, sin leer al autor se ha formado una idea muy aproximada del mismo.

Neus cogió en la Biblioteca El infinito turbulento, libro de viajes sobre drogas, pero su lectura no le resultó atractiva, pues comenta que el tema no terminó de interesarle a lo que Luis replicó que muchas veces la temática es lo de menos cuando se lee algo bien escrito, ya que de todo buen texto se nutre la experiencia lectora. Entonces, una vez más, se entabla debate sobre el uso de las drogas, al que Pepe aporta lo observado sobre aquel mundillo durante su estancia en el barrio de la Barceloneta de Barcelona durante los años sesenta, concluyendo que visto lo visto considera que no se ha perdido ninguna experiencia importante.

Laly lee un texto propio donde señala que, en su época de plenitud, Michaux logró una redefinición del género literario de los viajes, sobre todo de los viajes fantásticos que narra en En otros lugares. Destacó que el autor dedicó el mismo tiempo a pintar que a escribir, y que en ambas actividades artísticas trató de alcanzar la expresión de una especie de música. También señaló Laly que Michaux huía de los medios de comunicación (como Salinger o Pynchon) y que tuvo una lejana ascendencia española; su infancia difícil, sufriendo una época de anorexia (indica María José) durante la cual sintió repugnancia por los alimentos.

Isabel leyó la entrevista publicada en el blog La sabiduría del I Ching y destacó de ella la buena impresión que le causaron las mujeres chinas (hecho que corrobora Toñi). También destacó el destino trágico de la segunda mujer de su vida, Susana Soca, que falleció en un accidente aéreo.

Se despide el grupo hasta el próximo miércoles, cuando trataremos la figura de Raymond Queneau.

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura francesa, Poesía, REUNIONES, Siglo XX, Viajes

Henri Michaux (1899-1984)

EL AUTOR

Henri Michaux en Wikipedia

Henri Michaux en El poder de la palabra

Entrevista con Henri Michaux en Deleuze

Entrevista con Henri Michaux en La sabiduría de I Ching

Henri Michaux, el viaje, la droga y la mirada / Rafael Conte en ElPaís

Michaux o la pasión de lo exhaustivo / Emile Cioran en Ignoria

Michaux, ¿un diario? en Apuntes dispersos

Y SU OBRA

A nosotros, un poema de Michaux en De sibilias y pitias

Una pasión cada vez más desmesurada, un poema de Michaux en De sibilias y pitias

Henri Michaux: Historia natural en Ignoria

Henri Michaux: Nosotros dos aún en Ignoria

Henri Michaux: Tipos chinos en Ignoria

Henri Michaux: La poesía china en Ignoria

Henri Michaux: Lenguas en Ignoria

Expresionismo y Vanguardia en Michaux en Ignoria

texto bilingüe de La carta (versión de Octavio Paz) en Ignoria

reseña en torno a Una vía para la insubordinación / Henri Michaux, por Manolo Haro en Estado Crítico

Deja un comentario

Archivado bajo Ensayo, Literatura belga, Literatura francesa, Poesía, Siglo XX