Archivo de la etiqueta: LÉVY

9 de mayo de 2012: BERNARD-HENRI LÉVY

Reunidos Isabel, Sara, Maite, María José, Luis, Eugenio, Pilar y Mercedes.

Isabel lee algunos datos biográficos del autor; por ejemplo, que es conocido por las siglas de su nombre (BHL), que desciende de judíos sefardíes (compara Luis la cultura de los sefardíes con la de los yiddish), que tuvo como profesores a Althusser y a Derrida y que fue miembro fundador de los nouveaux philosophes (nuevos filósofos) franceses, críticos con las ideas de la izquierda radical surgida del mayo del 68; se dice defensor de la libertad de pensamiento, presume de ir a contracorriente y su intención de abordar una interpretación bíblica (exégesis) lo sitúa próximo a Levinas. Isabel cuenta que ha visto una entrevista que le hizo Jesús Quintero en su nuevo programa Veintiún minutos de Canal Sur, en septiembre de 2011, donde el autor dice mantener su amistad con los políticos hasta que éstos llegan al poder; por otro lado, Isabel destaca que Lévy identifica Libertad con Cualidad.

Luis lee todos los fines de semana la columna que el autor firma en El País, y dice que le gusta su estilo depurado pero que en ocasiones le desagrada su contenido. Lo califica de antirreaccionario y lo considera muy influido por Althusser, de quien cuenta que consideraba que la obra cumbre de Marx, El Capital, debía leerse dejando el tomo primero para el final, y también que se volvió loco hasta el punto de asesinar a su mujer; por otro lado, señala Luis que Lévy tomó de su otro maestro, Derrida, el deconstructivismo como método. Luis considera que el autor es comunicador más que filósofo, y señala su amistad con pensadores “de derechas” como Glucksman (cuyos artículos de opinión también son publicados en España por El País), en oposición a pensadores “de izquierdas” como Comte-Sponville y Onfray; también hace mención al recientemente fallecido Hitchens (quien, defendiendo el ateísmo, ha apoyado la política internacional de Bush hijo) y al pensador italiano Vattimo, que dice Luis que es, de los pensadores conservadores europeos, el más interesante. A continuación menciona la novela ¿Quién mató a Daniel Pearl?, que es una crónica sobre el asesinato de un periodista judío en un país árabe; comenta María José al respecto que ella ha leído en Internet que Lévy se inventó la noticia. Concluye Luis señalando, respecto a las relaciones de Francia con los países árabes, el autor se ha manifestado favorable a una mayor independencia política de éstos respecto a Occidente.

Eugenio leyó hace mucho tiempo El diablo en la cabeza, novela de la que sólo recuerda que su protagonista es un francés argelino que se ve envuelto en una trama terrorista; también ha leído parte de las conversaciones del autor con Houellebecq (Enemigos públicos, del cual comenta Luis que también lo abandonó a la mitad), que le ha resultado poco interesante, pues en esta relación epistolar que se desarrolla entre los dos escritores no ha encontrado argumentos que le llamaran la atención. Respecto a las ideas neoliberales que defiende el autor, Eugenio se confiesa poco partidario, porque habiendo compartido los principios del liberalismo clásico que defienden la iniciativa individual como eje del progreso y la prosperidad social, la práctica actual de estas ideas está contaminada por el carácter hereditario de los cargos de dirección y decisión; comenta al respecto Sara que cada vez es más frecuente la falta de profesionalidad en cualquier puesto de responsabilidad, donde prima por encima de todo la herencia y el oportunismo. Por último, Eugenio se muestra contrario a la imagen mediática del autor, que le ha resultado muy similar a la que ofrece Vargas-Llosa en el ámbito hispanoparlante.

Pilar comenta que, aparte de parecerle un hombre muy guapo y elegante, le ha resultado excesivamente mediático, muy dado a la televisión y al famoseo; también dice que es muy rico y que ha heredado la fortuna de su padre; comenta María José que el autor ha participado en series de televisión y escrito guiones para este medio. Ha leído Pilar un artículo escrito por un periodista de El Mundo donde se le critica por ser un simple provocador; comenta que, en efecto, a sí mismo se califica como “filósofo chic” y realmente su aspecto es el de un dandy. Pilar no ha leído nada de Lévy (buscó en la biblioteca y no encontró; comenta Maite que en La Casa del Libro tampoco hay nada disponible). Se define defensor de la dignidad y participa en acciones de ayuda humanitaria, lo que no sabe Pilar es si esta actividad es fruto de una concienciación social o forma parte de su estrategia de lucimiento personal; se pregunta entonces si será incompatible ser rico con ser solidario. Finalmente, comenta una entrevista en la cual al ser preguntado si se considera un provocador, Lévy responde que cuando uno intenta decir la verdad, es imposible no serlo; como ejemplo de ello, en estos tiempos en los que el sistema de producción chino se señala como ejemplo de eficacia, el autor indica que China no puede ser referencia para la economía occidental, pues parte de nuestras dificultades actuales vienen determinadas por las políticas de aquella potencia.

Mercedes ha empezado a leer American vértigo, que es una crónica de viaje por Estados Unidos en la cual el autor sigue los pasos de La democracia en América de Tocqueville, miembro de la nobleza francesa que en el siglo XIX escribió esta obra clave del pensamiento político francés; menciona Mercedes algunos parajes, como su recorrido por la ciudad de Buffalo, su visita a una cárcel o la desolación que encontró en la otrora gran urbe de la industria automovilística que fue Detroit. Sin embargo, a Mercedes no le ha gustado, dice que el autor divaga mucho y que en un momento determinado decayó la lectura y la abandonó. Finalmente, señala que ha sido corresponsal de guerra en Bangladesh, y Luis señala que también en Sarajevo.

Sara ha subrayado dos títulos de Lévy: El diablo en la cabeza y Un cadáver caído de espaldas (indica Luis que también es muy relevante Los últimos días de Charles Baudelaire); sobre el segundo título, comenta Sara que el autor se muestra muy ambiguo, ya que se declara de izquierdas al tiempo que apoya a Sarkozy; comenta Maite que en cuanto a ideas económicas, Lévy es de derechas; indica Sara que quizá sea así, y como empresario mantiene una ideología de derechas mientras como filósofo “chic” se considera de izquierdas. Sara recuerda la polémica que ha mantenido recientemente con Günter Grass a propósitos de Israel (Luis argumenta que Lévy se posiciona con la causa judía, y que por ello evoca siempre el caso Dreyfus), y también evoca la que le mantuvo en activo durante la plena actualidad del caso del director de FMI acusado de violar a una camarera.

Maite no ha podido leer nada del autor, y de los datos recogidos ha concluido que la vida le va muy bien (aunque detalles sobre la misma no ha encontrado; recuerda Pilar que su padrino fue Mitterrand y Luis, que es amigo de Juan Luis Cebrián) y se puede permitir ser ambiguo y cometer las contradicciones que le interesan. Sobre su filosofía, señala Maite que para apoyar sus tesis remitió a un filósofo antikantiano que al parecer no existió, e indica Pilar que lo inventó adrede. Por último, Maite hace mención a la mercadotecnia que rodea a “BHL” (subrayando que se ha visto muy perjudicado por el mencionado caso del “filósofo inexistente”) y hace mención a una entrevista en el diario La Nación, donde analiza la actualidad de la izquierda mundial y su falta de horizontes.

María José lee un texto donde hace referencia a información sobre mediación del autor en la intervención militar francesa en Libia, en la que participó bajo su máscara de intelectual comprometido, y a continuación califica de entramado mediático la estructura que Lévy utiliza para promocionarse, al que también llama red mafiosa de edición y medios de comunicación; indica que ha sido comparado con Malraux, pero que el tipo de intelectual comprometido que reivindica (nacido con el Zola de Yo acuso) está en declive, y lo corrobora señalando que las ventas de Onfray han superado a las suyas, lo que le ha hecho cargar contra el libro que aquél ha publicado sobre Freud (Luis indica que Onfray entrará al trapo de esta polémica o no, pues se puede permitir ignorar a Lévy). Por último, María José ha encontrado el anuncio de un próximo libro del autor acerca de Sarkozy.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo REUNIONES

Bernard-Henri Lévy (1948-)

EL AUTOR

Bernard-Henri Lévy en Wikipedia

Bernard-Henri Lévy en El poder de la palabra

Bernard-Henri Lévy y la izquierda zombi / Diana Johnstone en Rebelión

Argelia, un hueso en la garganta de Bernard Henri-Levy en Identidad Andaluza

Bernard-Henri Lévy y su relación con Marruecos en Poemario por un Sahara libre

Sobre Bernard-Henri Levy en Sociología crítica

 

SU OBRA

De libros y elegías / Bernard-Henri Lévy en BNH

Reseña sobre Enemigos públicos / Michel Houellebecq y Bernard-Henri Lévy en Lecturas

Reseña sobre Enemigos públicos / Michel Houellebecq y Bernard-Henri Lévi en Los Libros

Bernard-Henri Lévy reconoce que le han ‘pillado’ en El Mundo

LA POLÉMICA CON GÚNTER GRASS

La primera muerte de Günter Grass / Bernard-Henri Lévy en El País

La agonía de Bernard-Henri Lévy en No te entiendo

El ridículo de Bernard-Henri Lévy en el diario El País en Rehaciendo el puente

2 comentarios

Archivado bajo Filosofía, Literatura francesa, Siglo XX