Archivo de la etiqueta: KOUROUMA

ALÁ NO ESTÁ OBLIGADO de AHMADOU KOUROUMA / Mercedes

ALÁ NO ESTÁ OBLIGADO

AHMADOU KOUROUMA

(Premio Renaudot y Premio Goncourt de los Estudiantes del 2000 por esta  novela)

 

Sin saber si esta historia es cierta, estoy segura que puede ser una de las cientos de historias que hayan podido vivir los niños de estos países donde se desarrolla la novela. Cruda, sobrecogedora, muy fuerte para alguien que lee sobre este tema la primera vez.

Birahima es un niño de 10 ó 12 años, negrito (que no habla bien el francés) y malinke (negros africanos indígenas más numerosos al norte de Costa de Marfil)

Es un niño de la calle, selvático; habla de forma incorrecta e insolente; no dice dos palabras seguidas que una no sea un taco; vive del hurto y de todo lo que puede sacar engañando y trapicheando.

La descripción de la familia, desde un principio puede hacerte dejar de seguir leyendo. La madre, anda de nalgas desde que le practicaran la ablación (operación muy natural en esos países). Tuvo hemorragias y la extirpadora, Musokoroni,  de raza bambara, (raza de cafres, fetichistas, salvajes y brujos), quería casarla con su hijo, pues era una de las niñas más guapas, pero como su madre no quiso, le hicieron un conjuro y  este hizo que le salieran úlceras en la pierna derecha. (Aquí me ahorro la descripción de los dolores y particularidades de su enfermedad, alrededor de la cual giraba la vida de su familia).

Además de con su madre vivía con la abuela y con Balla, fetichista, cazador y curandero de su madre.

Al morir la madre, porque Alá no está obligado  …  a ser justo en todas las cosas de aquí abajo, (frase que repite continuamente en toda la novela), Yacuba (multiplicador de billetes, ladrón, le llamaban el bandido cojo) le acompaña a Liberia dónde vive la hermana de su madre, Mahan.

A partir de aquí hasta su llegada a Liberia acontecen multitud de sucesos. A su llegada a Liberia, país al que tienen que entrar en caravana, forma obligada de entrar, franqueada por motocicletas con hombres armados, ya que están en terreno de las guerras tribales.

En las guerras tribales los mayores bandoleros se han repartido el país. Se reparten el territorio, la riqueza y los hombres. Matan a inocentes, mujeres y niños. En Liberia existen los niños soldados (niños y niñas) aniquilan a los habitantes y se guardan todo lo que tiene valor y trapichean con ello. De esta forma adquieren oro, coches (4 x 4), pistolas y Kalachnikov.

Las relaciones entre ellos mismos son habituales, niños con niños, con niñas, con mayores. Llegan a tener cargos militares. La droga se consume de forma habitual, están siempre, como él dice como en una bruma.

Él adquiere experiencia en todo esto, aunque siempre amparado, por Yacuba que es respetado.

Pasan por el NPFL –Frente Patriótico Nacional de Liberia- y por el ULIMO –Movimiento de Liberación Unido de Liberia.

Por supuesto que no llega a ver a su tía pues cae enferma y muere.

Hace continuamente, durante toda la novela alusiones a los diccionarios que un intérprete le da al morir y que son la fuente de su conocimiento del francés, el Larousse, Le Petit Robert y El Inventario de las particularidades Léxicas del Francés, en África éste es el diccionario Harrap’s.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo NUESTRAS EXPRESIONES

Ahmadou Kourouma (1927-2003)

AUTOR

Ahmadou Kourouma en Wikipedia

Ahmadou Kourouma en Casa África

Ahmadou Kourouma en Pablo Martín Carbajal

 

OBRA

Referencias proverbiales marfileñas en la obra de Ahmadou Kourouma en Letralia

Reseña de Los soles de las independencias en Paradigma Libros

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura africana, Novela, Siglo XX