5 de abril de 2017: El equipaje del rey José / Benito Pérez Galdós

 

Reunidxs: Rufino, Isabel, Pilar, Eugenio, Mercedes, Valentín, Toñi y Lali

Isabel abre la sesión con la lectura de los datos que sobre la novela recoge la wikipedia: se trata de la primera entrega de la segunda serie de los Episodios Nacionales de Galdós, que sirve como presentación de los nuevos personajes y trama a desarrollar en el resto de la serie, y comienza en el año 1813, cuando se vislumbra ya el final de la Guerra de la Independencia contra Francia; el protagonista es Salvador Monsalud, quien debido a su pobre condición se ve obligado a alistarse en el ejército napoleónico para sobrevivir. Isabel señala que si en la primera serie la voz del narrador fue la de Gabrielillo (salvo escasas excepciones), en esta segunda el autor, aunque en algún momento adopte la voz de alguno de los personajes, opta por la narración en tercera persona, y también emplea un mayor esfuerzo en las descripciones históricas. Pero la historia narrada continúa siendo folletinesca, incluso se acentúa, a juicio de Lali; pues en este caso, el eje central es el enfrentamiento a muerte entre dos hermanos que no saben que lo son, antagonistas en sus posiciones políticas y también rivales en el amor de una mujer. Concluye Isabel señalando que el escenario de la novela es el último capítulo de la Guerra de la Independencia, y que Galdós vuelve a denunciar, como era habitual en las novelas precedentes, los abusos de las tropas invasoras y la belicosidad de los guerrilleros del norte, combatividad que anticiparía la crudeza de las Guerras Carlistas.

Rufino lee un texto encontrado de Internet donde se habla de la novela en términos similares a los anteriores, destacando que el año de composición de la misma fue 1875 y que ha sido considerada un buen comienzo para la nueva serie. El tema principal de El equipaje del rey José es la persecución a los afrancesados tras la expulsión de quienes habían posibilitado que lo fueran; en este caso, Salvador Monsalud, protagonista principal, se había puesto al servicio de los invasores por necesidad, ya que fue inmigrante en la capital sin hallar otra forma de ganarse el pan. Rufino destaca el triángulo amoroso entre Salvador, Carlos y Genara, que muestra la intención folletinesca del autor al inventar que los dos hombres son hermanos sin saberlo; y por último habla de la batalla de Vitoria, detonante de la huida de los franceses, y de la que destaca la descripción que hace el autor de la situación geográfica, cuya intensidad, según el firmante del artículo, facilita una pérdida de atención en el seguimiento de la historia: también hay una crítica a que el rey José apenas aparezca en la novela, echando de menos el haber leído una interpretación de Galdós acerca de sus sentimientos en la hora de la derrota.

Toñi ha leído la novela y comenta que el equipaje al que se refiere el título hace mención al botín de joyas y oro que robados en la capital llevan los franceses en retirada. Cuenta que cuando el protagonista Salvador visita a su madre (Fermina), ésta se desmaya al verlo vestido con el uniforme del ejército invasor, y él justifica su destino lamentando que cuando llegó a Madrid tuvo que alistarse para poder comer. Isabel comenta entonces, citando una sinopsis de los capítulos que integran la novela, que Genara ―cuyo nombre, señala Lali, es diminutivo de Generosa―, antigua novia de Salvador, se ha convertido en una nacionalista radical y ahora es pretendida por Carlos, cuyo padre es don Fernando, que es el cabecilla de los absolutistas antifranceses y, parece ser, el que dejó embarazada a Fermina, campesina pobre madre de Salvador, tras violarla. La historia en el pueblo natal de Salvador, donde lo aborrecen, se desenvuelve sobre ésta que es como indica Toñi una tragedia; y el cruel asesinato del cura de la partida que sale de allí para terminar de expulsar a los invasores, se presenta como germen del Carlismo. Mercedes comenta que la batalla de Vitoria supone el cierre de la Guerra de la Independencia, y Lali destaca, como rasgos folletinescos mentados por Toñi, los desmayos y muestras de histerismo de las mujeres, preguntándose entonces a qué sería debido que en aquella época esto fuera tan común: a ello responde Rufino que podría ser deberse a la desnutrición, mientras Eugenio comenta que sólo son tópicos literarios del momento, Isabel lo califica de paripé intencionado para llamar la atención y Mercedes habla de moda en pos de la satisfacción de determinados intereses inconfesables; por último, Valentín lo achaca al uso y abuso del rapé.

Isabel continúa leyendo la sinopsis de la novela, y añade Toñi que Salvador se quita al fin el uniforme francés cuando una paisana se lo arranca, y que las tropas inglesas llegan en el instante álgido del saqueo (corrobora Lali que en este capítulo de la novela, todos sin excepción son malos). Finalmente, Pilar pone la violencia de género sobre la mesa e Isabel nos muestra su preocupación por la convivencia vecinal, asunto que se nos antoja más complicado que nuestras relaciones con Francia.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo REUNIONES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s