14 de diciembre de 2016: Ian Fleming

Reunidxs: Isabel, Seve, Valentín, Toñi, Luis, Rufino, Carmelo y Eugenio.

Isabel abre la sesión leyendo unos datos biográficos sobre el autor, de quien dice que fue oficial de la inteligencia británica creador de un agente secreto de ficción al cual llamó James Bond en honor de un ornitólogo de su época, y que las adaptaciones cinematográficas de las novelas de este personaje se convirtieron en un éxito mundial; señala que antes de la Segunda Guerra Mundial, Fleming fue reclutado como asistente militar hasta que alcanzó el grado de comandante, y que concibió un plan para capturar una máquina codificadora alemana. Por último, Isabel añade que el autor escribió artículos y trabajó como auxiliar de los servicios secretos; que Casino Royal fue la primera de la larga serie de novelas en torno a James Bond, que escribió para niños Chitty Chitty Bang Bang, que también fue llevada al cine por Disney; y que fue un culto bibliófilo, se retiró en Jamaica y logró trabajo para su primo el actor Christopher Lee en el papel de malo en 007 contra el Doctor No (recuerda Luis que Christopher Lee fue uno de los más célebres Dráculas del cine).

Respecto a la obra, Isabel indica que Marijose -que no ha podido estar presente- le ha pedido que nos cuente que ha leído algo de Fleming pero no le ha gustado nada, a lo que comenta Luis que Marijose tiene ya un cierto nivel lectura y sabe identificar lo bueno. Respecto a las películas sobre el personaje en cuestión, Isabel indica que suelen tener una banda sonora de calidad, Carmelo evoca el debate sobre cuál sea la mejor interpretación, si la de Sean Connery o la de Roger Moore, y Toñi señala que el actor rubio de Casino Royal tampoco está mal.

Carmelo recuerda la época en que los estrenos de cine eran todo un acontecimiento en Móstoles, cuando aún existían los cines Jaito, a lo que comenta Rufino que, en su época, los domingos por la tarde había que elegir entre ir al cine o al baile. Respecto a la obra del autor, Carmelo señala que ésta va a ser la primera vez en que las películas superen en calidad a las novelas en que están basadas.

Luis resalta que el autor fue un periodista del estilo de Leguineche, aunque éste escribió libros mucho más interesantes, y más de Vázquez Figueroa, quien también está inclinado a la escritura de novelas de fácil lectura; señala que para poder decir que la obra de Fleming es literaria, debería existir a lo largo de la misma algo de progresión e interés artístico, cosa de la que carecen sus novelas que, eso sí, destilan tramas cuya comprensión es de escasa dificultad, y a las que posteriorimente se ha añadido el tamiz cinematográfico de guionistas y presupuestos de superproducción; Isabel comenta que las primeras películas sobre las aventuras de James Bond fueron novedosas al inaugurar una nueva era de efectos especiales y mujeres de bandera, como Ursula Andress. Por último, Luis insiste en comparar la obra de Fleming con otros autores del género, y subraya que John le Carré y Graham Greene lo superaron en nivel literario y complejidad argumental.

Rufino manifiesta no haber leído al autor pero sí haber visto varias veces las adaptaciones al cine de sus novelas en las cuales, indica, hay mucha fantasía; al hilo, Carmelo evoca una película de James Bond en la que su protagonista es interpretado por un Roger Moore que se pasea por España con el típico sombrero mexicano. Rufino recuerda que ésta es de esa clase de literatura que llamamos “de evasión”, así como el cine al que pertenece es de la clase “comercial”.

Eugenio señala que lo que hay en la obra de Fleming, más que cultura literaria, es propaganda del imperialismo británico (indica Luis que es la cultura periodística de los que ganaron la guerra), y comenta que en estas historias los personajes son llanos y no reflejan la naturaleza humana; Rufino recuerda la sensualidad de las presencias femeninas, pero a juicio de Eugenio es un erotismo superficial. Éste concluye su intervención señalando que si Fleming proyectó trabajar en el ejército decodificando los mensajes alemanes, quien realmente lo hizo fue Turing, pionero de la inteligencia artificial, que halló como recompensa en su país, la condena a esterilizarse por ser homosexual.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo REUNIONES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s