12 de noviembre de 2014: Christina Rossetti

Reunidxs: Isabel, Toñi, Rufino, Maite, María José, Consuelo, Luis, Eugenio, Josefina, Pilar, Mercedes y Valentín.

Antes de comenzar la sesión, Isabel nos informa de una reunión habida entre las asociaciones culturales que realizan sus actividades en el mismo centro que nosotrxs y la autoridad pública responsable de su gestión, donde se ha discutido la situación precaria en la que se encuentran las instalaciones, especialmente los sótanos, donde habitualmente se realizan los talleres de artes plásticas y pintura, que todos los años por estas fechas suelen sufrir inundaciones, cuyo resultado este año ha sido tan inusualmente devastador que la zona ha quedado por completo inutilizada, por lo que, ante la insuficiencia presupuestaria para emprender obras de reparación, van a habilitarse otras aulas que las actividades que en ellas ahora se realizan deberán compartir. Dado que esta situación de penuria económica la arrastramos hace un tiempo, hay asociaciones usuarias del centro que sospechan que la intención última sea la clausura indefinida de este espacio público, para reubicarles en otros lugares (en la ciudad de Móstoles, con una población de más de doscientos mil habitantes, existen tres centros culturales, una casa de la cultura, una biblioteca con horario completo y una sala de estudio desplazada recientemente a los aledaños del campus de la Universidad Rey Juan Carlos); frente a la posibilidad de que el Ayuntamiento se decida por esta opción, la mayoría de asociaciones culturales que realizan sus actividades en el centro ha consensuado esperar el siguiente paso de la Administración municipal y apañarse de la mejor manera posible con lo que hay.

A continuación se abre debate donde especulamos sobre el futuro inmediato, y finalmente Isabel da paso a la sesión leyendo los datos biográficos de la autora. Christina Rossetti fue una poeta que se movió en el entorno del movimiento pictórico autodenominado Hermandad Prerrafaelita, uno de cuyos máximos exponentes fue Dante Gabriel Rossetti, hermano mayor de la autora, quien la utilizó como modelo de sus cuadros. Ambos eran hijos de un emigrante italiano y una inglesa, y en su casa siempre hubo un vivo debate en torno a la religión, pues recibieron educación anglicana con influencia católica; Rossetti fue la hija que más influida estuvo por ello, habiendo pasado quince años de su vida recluida en un convento, y plasmando en su poesía la inquietud y la pasión del fervor religioso. En su obra cultivó diversos estilos, desde la balada amorosa al relato infantil de intención didáctica, y alcanzó un elevado nivel literario que en vida no le fue justamente reconocido. Murió víctima de un cáncer, tras haber padecido distintas afecciones y un brote de tuberculosis.

Maite destaca que las creencias religiosas marcaron las relaciones amorosas de la autora, y menciona una interpretación crítica de un poema de navidad que se hizo muy popular cuando se le añadió música convirtiéndolo en villancico. También señala que la vida y obra de Rossetti estuvieron sazonadas con matices feministas, pero que al llegar al siglo XX y eclosionar los modernismos, decayó toda su influencia. Se pregunta si la autora firmó alguna obra bajo seudónimo, pues así cree haberlo visto en algún rincón de Internet, dato que Josefina corrobora, sin que sepamos cuál fue exactamente el sobrenombre. Por último, Maite indica que Rossetti fue enterrada en Londres, y lee Remember, un poema que ha encontrado en un blog y le ha gustado especialmente, a lo que añade María José que es una pieza de las más leídas en despedidas a difuntos, y aparece en muchas películas; Mercedes señala que ha encontrado una poesía muy similar bajo el título Cuando me haya ido, y Maite concluye diciendo que ha leído varias más, pero que la mayor parte de ellas no le han llegado.

 María José ha encontrado un volumen de recopilación titulado Cuentos de hadas victorianos, donde aparece uno de la autora llamado El mercado de los duendes; comenta que el prologuista de la antología lo compara con la Alicia de Carroll, y que a ella le ha gustado, aunque puntualiza que no parece un cuento para niños, ya que su argumento es algo turbio: trata de un mercado de seres fantásticos donde hay varias alusiones al sexo y a las drogas, con una historia que desarrolla los conceptos de tentación y perdón (recuerda Maite que es posible que la autora sufriera abusos por parte de su padre, y Mercedes subraya que éste estaba un poco desequilibrado; también matiza Pilar que Rossetti padecía accesos de ansiedad). María José insiste en que el relato tiene los tintes de estar inspirado en un “gran viaje”, y que la trama consiste en la provocación de unhos duendes a una hermana de la protagonista para que pruebe cierta fruta, cuyo idílico sabor le crea adicción, hace que la niña entre en un estado insano y obliga a la protagonista a recuperar la salud de su hermana, para lo cual se vale de cierta artimaña que burla a los duendes; al hilo, Isabel evoca el cuento de Blancanieves y Mercedes señala que esta obra está escrita en verso.

Consuelo ha leído diversos datos biográficos sobre la autora, un comentario en la web del relato Parecidos razonables y una versión de Remenber sensiblemente distinta a la que acaba de escuchar en boca de Maite; sobre la cuestión de los traductores de poesía, ha encontrado un análisis esmerado en un artículo donde se mencionan varios especialistas en trasladar poemas de la lengua inglesa al castellano, y señala que hay tantas diferencias entre las versiones que realmente se puede decir que del mismo poema se vierten otros completamente distintos. Por último, menciona a Francisco J. López como uno de los mejores traductores al español de poesía inglesa.

Luis comenzó a leer hace tiempo un libro de la autora, pero lo dejó a medias porque no terminó de convencerle; comenta que escribió poesía lírica, pero sin alcanzar un nivel suficiente como para haber competido con los poemas que sirven de referencia a nuestra literatura, como los de Juan de la Cruz, máximo exponente de la poesía mística para los lectores alemanes; al hilo indica Rufino que no hay que olvidar que Rossetti no fue una poeta mística, a lo que Luis corrobora que no llegó a alcanzar suficiente categoría para haber creado poesía mística, pero llevó una vida ascética que pudo producirla.

Eugenio destaca que la autora supeditara sus relaciones sentimentales al credo de sus pretendientes, aunque tiene la impresión de que había mayor liberalidad en la época victoriana de la que hoy en día tenemos noción, a lo que Luis indica que en este tiempo eran más liberales los católicos que los anglicanos, y que resulta determinante para establecer este juicio la instrucción represiva que se ejercía sobre la infancia; al hilo recuerda Isabel que la reina española Isabel II tenía costumbres calificadas de libertinas, y menciona a su marido Francisco de Asís, cuya homosexualidad está probada. Eugenio también resalta que en el entorno de la autora hubiera tanta afición a la pintura, confirmando que en aquel tiempo se tendía a enseñar este arte a la juventud de clase acomodada; a continuación subraya Maite que Rossetti posaba habitualmente como modelo (y señala Josefina que como modelo para las vírgenes que pintaba su hermano), y se pregunta si será posible encontrar en Internet el villancico compuesto con la letra de su mencionado poema.

Josefina ha leído varios relatos de Lugares comunes, editado por Alba, pero su prosa no le ha dicho nada especial; comenta que quizá podrían gustar a los niños, pues son como cuentos de hadas, a lo que Mercedes señala que hoy en día puede que estas narraciones no atraigan ya ni a los niños. Josefina comenta que estos relatos le han evocado las historias que siendo niña le contaba su madre antes de dormir; sobre el que da título al libro menciona que trata de una mujer que alquiló una habitación de su casa a un hombre del que se enamora y termina casándose con su hija, y que después le compra la casa y ella se marcha; la hija tiene entonces dos hijas, pero el marido desaparece en un naufragio y entre ellas se establece la costumbre de estar siempre alerta mirando por una ventana en espera de su regreso; finalmente tienen problemas con la herencia por una tercera hija, que nace póstuma y no está reflejada en el testamento, por lo que su único objetivo termina siendo casarse con un rico. Comenta Isabel que parece un auténtico cuento de hadas y María José indica que tiene la misma factura que El mercado de los duendes.

Mercedes comenta que Rossetti sigue la estela de Jane Austen, y menciona el relato Los gemelos Vanna, que es de temática mitológica. También ha leído Lugares comunes, y de su lectura ha tomado apuntes que lee a continuación: el relato que da título al volumen es una novela corta que cuenta la historia de tres hijas, que tras la desaparición del padre y el fallecimiento de la madre, se preocupan de su propio casamiento, que para alguna llega en forma de consumación del amor y para otra queda relegado a una espera de solterona, confirmada cuando en el último párrafo, como respuesta a la pregunta de una de sus hermanas, muestra su intención de “aguardar el futuro”, frase que a Mercedes le ha parecido inquietante pero lo más interesante del relato, y donde Josefina ha entendido que el futuro que aguarda la chica es el regreso del padre, a lo que Pilar comenta que quizá ese futuro que menciona remita a un lugar eterno en el seno divino. Mercedes comenta que ella no lo ha visto como cuento de hadas, pero tampoco lo ve maduro como para un público adulto, pues considera que es un texto poco trabajado. Acerca de los poemas de Rossetti, afirma que le ha gustado lo que ha leído, aunque le parece un tanto trágico, a lo que Maite añade que “fúnebre” y Rufino asegura que es una literatura intimista. Finalmente, Mercedes indica que ha leído un fragmento de El mercado de los duendes, y opina que la autora fue mejor poeta que prosista.

Valentín resalta entre sus apuntes que desde muy pequeña Rossetti sintió una atracción especial por las letras, cultivada en las reuniones familiares donde se hacían juegos con las rimas, y por la confección de un periódico entre los hermanos; destaca también que sirvió de modelo para su hermano mayor, pintor del círculo prerrafaelita, y que su otro hermano, William, fue quien hacía las veces de cabeza de familia. A continuación, lee datos biográficos donde se revela que la autora sufrió una crisis religiosa adolescente, y posteriormente otra que afectó a su salud y derivó en tuberculosis; acerca de su vida sentimental habla sobre su relación con un amigo de su hermano mayor, y dice que ella era una “persona difícil de tratar”. Sus poemas se editaron en Estados Unidos en vida de la autora, e influencias hacia su poesía obtuvo tanto de la pintura ajena como de sus propios estados físicos y morales; también planea sobre su obra la sombra de la Biblia, en un estilo concebido como simulacro del poema oral, y sintió verdadera devoción por Emily Brönte y Austen. Valentín lee el poema Cuesta arriba, que habla de un viajero que está reflexionando acerca de las vicisitudes del viaje a realizar, y finaliza su intervención subrayando que Rossetti escribió con la conciencia puesta en torno a la vida y a la muerte.

Rufino lee el poema Amor, muerte y olvido, donde la voz de los versos expone sus últimos deseos a un ser querido, y que a Rufino le ha llamado especialmente la atención de entre los que ha leído, aunque comenta que a él la poesía no le atrae en exceso, y en todo caso prefiere la de los místicos, siendo el caso que la autora no lo es. Concluímos la sesión con la lectura de otro poema de Rossetti, Quién ha visto el viento, a cargo de Valentín.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo REUNIONES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s