8 de octubre de 2014: Alice Munro

Reunidxs: Isabel, Lali, Toñi, Rufino, Maite, María José, Consuelo, Seve, Luis, Eugenio, Josefina, Pilar, Pilar G. y Valentín.

Isabel lee los datos biográficos de la autora, que es canadiense y en la actualidad tiene ochenta y tres años; es una de las escritoras más destacadas del presente literario en lengua inglesa, narradora de relatos, la “Chéjov canadiense” según algunos medios. Alice Munro es la decimotercera mujer que gana el premio Nobel de Literatura, y ha estado casada dos veces, conservando el apellido de su primer marido a nivel artístico; su afición a la literatura le viene de su madre, que era maestra.

Isabel ha leído Progreso del amor y le ha gustado, ya que le gustan los relatos cortos; indica que los que forman parte de este libro han despertado su interés y quiere leer algo más de la autora. Destaca que ésta escribe desde el realismo psicológico, mostrando escenas cotidianas de la vida, en un tono muy descriptivo y con continuos cambios de perspectiva temporal, entre el presente y el pasado; señala que Munro maneja con soltura y maestría la narración, que no desvela lo esencial sino los alrededores de la trama, y que ésta suele ambientarse en el mundo rural norteamericano, durante los años cincuenta. Comenta que el director de cine Pedro Almodóvar ha confesado su devoción por la autora, y que en su película La piel que habito, la protagonista lee Escapada; además, la directora canadiense Sarah Polley, en su Lejos de ella (2006), saca un relato de Odio, amistad, noviazgo, amor, matrimonio, “Ver las orejas al lobo”, a través de uno de los personajes femeninos, interpretado por la actriz Julie Christie, que lo cuenta (Lali señala que ella ha leído ese relato y es muy bonito): Isabel cuenta que trata de la relación de un matrimonio mayor cuando ella empieza a perder la memoria; añade que es triste pero precioso, y destaca su intensidad humana.

Toñi ha leído algunos relatos de El amor de una mujer generosa, y destaca uno que no habla de amor sexual, sino de solidaridad y comprensión. Dice que el resto de relatos no le han gustado, ya que tiene la sensación de que están a medio terminar, con la intención de que el lector los complete; dice que en general le ha gustado, pero no le ha llenado porque hay que imaginar muchas cosas. También destaca los continuos retrocesos al pasado en la narración, y el tratamiento de la liberación de la mujer que hace la autora.

Rufino ha leído un relato corto a través de Internet y destaca su estilo narrativo, con personajes pasionales, de carácter fuerte pero marcadamente inseguros; indica que las mujeres que aparecen en los relatos de Munro abarcan todas las edades y padecen cierta necesidad por experimentar pasión y alcanzar la libertad, aunque considera que en los muchos matices de la composición termina por diluirse lo que parecía central, en una forma narrativa llena de elipses que a veces son tan tajantes que se corre el riesgo de perder el hilo argumental. Concluye señalando que estos relatos son como un rompecabezas y, como se decía de los cuentos de Borges, tienen “finales sin sorpresa”.

Maite ha leído algunos datos biográficos y una entrevista de Joaquín Ibarburu, y comenta que la obra literaria de Munro muestra pocos acontecimientos, pues se centra en las maneras de vivir la vida; indica que la autora ha tenido muchas trabas para escribir, y que sólo logró cierta estabilidad cuando se casó. También hace hincapié en las discrepancias que la enfrentaron a su madre, y recuerda que se educó en el seno de una familia presbiteriana; añade que recientemente, tras el fallecimiento de su marido, ha anunciado su retirada de la actividad literaria. A la luz de las imágenes vistas por Internet, señala que la autora ha tenido un físico muy agradable, a lo que Luis subraya que lo sigue teniendo; pero Maite cree que no ha envejecido bien, a juzgar por una foto actual. Finalmente resalta que los sentimientos femeninos son el material que con mayor profundidad ha recogido en su vida y así lo muestra en su obra.

María José ha leído relatos de Mi vida querida, situados en Canadá y de marcado carácter autobiográfico; indica que todos resplandecen de ingenio, oficio y naturalidad, y que son capaces de atrapar al lector sin mostrar una acción trepidante ni escenas ni sucesos extraordinarios, transmitiendo cierta sensación de calma y tranquilidad, ante lo que comenta Lali que la procesión va por dentro, e Isabel recuerda que su universo es el cotidiano visto desde una perspectiva psicológica. Acerca de los argumentos de los relatos leídos, María José enumera varios de ellos entre los cuales destacan la historia de una mujer que padece poliomietilis o el de una niña que es temporalmente abandonada por su madre cuando ésta se encuentra en brazos de su amante. Concluye señalando que Munro quedó marcada por culpa de la enfermedad de su madre y que ella cree haber visto un retrato de ésta en un cuento donde aparece como madre de la protagonista una mujer muy estirada.

Consuelo también ha leído Mi vida querida y comenta que son textos muy comprimidos, donde el sexo es fundamental en el desarrollo del desenlace, y que reflejan ciertas situaciones traumáticas como en la historia de una niña de quince años que accede a tener relaciones con su profesor de piano por agradarle. Consuelo señala que la forma de escribir de Munro es muy depurada, pero no encuentra belleza en sus narraciones, a su parecer demasiado escuetas para generar esa sensación. También ha leído Las lunas de Júpiter, que le resulta una obra más sustanciosa, donde destaca la relación con el padre, en el mismo estilo de Mi vida querida pero más desarrollado y claro. En definitiva, los relatos de la autora se pueden considerar dentro de la experiencia costumbrista, con su explicación de vivencia interior que a veces causa contradicciones; en su evaluación, Consuelo dice que no le ha satisfecho la lectura.

Luis comenta que Munro escribe bien, pero sólo en relato corto, y que se han generado problemas en su catalogación como cuentista, discutiéndose si puede alcanzar los niveles de un Chéjov o un Maupassant (con quienes -indica Valentín– se la compara); al hilo recuerda que la dimensión del relato corto es muy concreta y no tiene parangón respecto a la construcción formal de las novelas, y de éstas pone como ejemplo La montaña mágica de Thomas Mann. Sobre sus influencias, señala que tiene a McCullers en la retina, autora que por lo demás mucho más impresionante que Munro; pero que ha confesado que no le gusta Faulkner, y que no se siente capaz de seguir la estela de García Márquez. Dice Luis que la autora ha sido muy conocida en España en los últimos tiempos, gracias principalmente a Muñoz Molina, quien constantemente hace referencia a ella, y también a Molina Foix, sin olvidar que Javier Marías la ha nombrado Condesa en su Reino de Redonda. Finalmente, destaca que recibió una educación anabaptista, lo que explica su obsesión por el sexo como carga que impide la liberación personal.

Josefina ha empezado a leer Las lunas de Júpiter, pero sólo ha llegado hasta el relato del accidente, donde se cuenta la desventura de una pareja que está en una iglesia teniendo relaciones íntimas y afuera sucede la muerte de un niño; comenta que le ha parecido muy trágico (indica Rufino que más bien triste), y que no le ha gustado el tono. Sin embargo, Josefina reconoce que el premio Nobel no se lo deben de haber regalado, a lo que Pilar recuerda que lo de los premios es algo muy relativo. Concluye Josefina indicando que el final de los cuentos está abierto para que te dé qué pensar, pero ella tenía la sensación de quedarse a la mitad.

A Pilar no le ha gustado Munro; comenta que no ha leído mucho de ella, pero cree que lo suficiente, y comparando con lo dicho hasta ahora ha llegado a esa conclusión. Ha leído “Radicales libres” y le parece casi un cuento para niños, por su forma, a lo que Eugenio señala que quizás se trate de la traducción; pero Pilar insiste en que es una historia muy básica e insulsa, en la que llega un ladrón a casa de una mujer y, descubierto por ella, le confiesa que acaba de matar a su familia, a lo que ella responde contándole que ella también en una ocasión envenenó a la ex novia de su marido. Acerca de Munro, Pilar ha leído una entrevista donde la autora dice que sus relatos duran lo que la siesta de sus hijos, que es el momento que aprovecha para escribirlos.

Pilar G. ha leído La vida de las mujeres, ejemplar que le había tocado hace un tiempo en el amigo invisible; lo empezó a leer en su momento pero no lograba coger el hilo y lo dejó, habiéndolo concluido ahora para la sesión. Dice que le ha gustado, pero que deja mucho en el aire. Pone como ejemplo a un personaje, el Tío Bennie, a quien la narradora deja en silencio a la mitad del libro y hasta mucho después no vuelve a recuperarlo; indica que el sexo está siempre presente y lee la reseña de la contracubierta, donde se habla de las relaciones sociales de la chiquilla protagonista; Pilar G. señala que están muy presentes las escenas de iglesia, y que hay muchos detalles que evocan la vida en los pueblos, a lo que Isabel destaca el ambiente rural en los relatos de la autora y Pilar nombra en concreto las granjas donde se desarrolla la vida de sus habitantes.

Valentín señala que la obra de la autora es muy autobiográfica, y lee un titular donde se afirma que “Después de muchos años, el Nobel premia el cuento”; comenta que la narrativa de Munro describe tormentas afectivas a punto de desatarse, y cita un comentario donde se afirma que la autora es un genio en la construcción del relato. Añade que se ha hecho mucho cine basado en sus cuentos, y también menciona su abandono de la práctica escritora, al menos en cuanto a publicar se refiere. Por último, Valentín habla de cierta polémica en torno a su consideración como “novelista apolítica”, ya que en algunos medios se sugiere que si, en vez de ser canadiense, fuera china o camboyana, se habrían resaltado las “metáforas políticas” que contienen sus obras; tras nombrar otros premios Nobel a cuya literatura sí se le han condecorado de connotaciones políticas, y decir que es en el Washington Post donde más se ha insistido en el asunto, denunciando el celo analítico con que se califica a otros autores, abrimos un debate acerca de las influencias políticas en la concesión de los premios Nobel.

Lali ha leído Odio, amistad, noviazgo, amor, matrimonio, y comenta que muchos de los cuentos que contiene le han gustado, y que todos tienen un final. Cuenta el argumento de uno de ellos, donde dos chicas adolescentes deciden gastarle una broma a su padre viudo y envían en su nombre una carta a un ama de llaves a quien desea contratar, en la que le confiesa su amor, creando así una situación de enredo que se resuelve en contra de las intenciones de las chicas, cuando el ama de llaves aparece y encuentra al padre enfermo y entonces le cuida y se enamoran; también relata Lali el de una feliz casada que cree firmemente en la fidelidad conyugal hasta que tiene una aventura tras la cual se siente plenamente satisfecha y sin un ápice de remordimientos. En el cuento “Ver las orejas al lobo”, que antes mencionó Isabel, una mujer enferma de alzheimer es ingresada en una residencia por su marido, quien al visitarla al cabo de un mes encuentra que la enfermedad ha avanzado tanto que ella no le reconoce y le trata como si fuera un paciente más; a continuación ella se enamora de otro paciente, lo que hace al marido muy desgraciado pero no evita que deje de visitarla hasta que al otro le dan el alta y entonces ella entra en una profunda depresión que obliga al marido a visitar al otro y pedirle a la mujer de éste que lo lleve a la residencia para dar una alegría a la enferma. Por último, Lali cuenta el relato de una mujer que recibe la violencia y amenazas del marido quien, celoso tras una fiesta en la que ella bailó gustosa con un joven, la presiona hasta hacerle confesar que regaló a su pareja de baile una tarta que ella hizo para la ocasión, que no se comieron y sin embargo había desaparecido. Concluye Lali comentando que los relatos de Munro se basan en la vida rutinaria, que tratan en muchas ocasiones de la soledad y la incomunicación, que todos contienen algo de la propia autora y que en algunos hay cosas encubiertas que hay que descubrir leyendo entre líneas.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo REUNIONES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s