La monja, de Aphra Behn / LALI

Todos somos más o menos capaces de imaginarnos la vida de un escritor de época. Pero no la vida de una escritora de época. Pues no tenemos apenas constancia de quienes eran, de cómo vivían, ni sobre qué escribían las mujeres en el pasado.

Puesto que es la literatura escrita por hombres la que a lo largo de los siglos se ha vendido y ha perdurado, es esa misma literatura la que ha contribuido a construir un referente cultural, ideológico y social que es el que hemos heredado y el que asociamos al pasado histórico. Así, somos espectadores constantes a través de lo que leemos, de una forma de mirar el mundo, fundamentalmente masculino. El mundo de las emociones, la pasión, la intimidad, el amor y las relaciones, todo está impregnado de la mirada del hombre, y de la forma que tiene de gestionar su universo emocional.

Hasta ahora hemos tenido que asumir que el ámbito de la literatura, como el de la música, la pintura, etc… era, siglos atrás, patrimonio de los hombres. Y sin embargo, desconocemos en realidad qué número de mujeres se dedicaban a escribir y si, de haberse favorecido la publicación de obras escritas por mujeres, nos hubiéramos llevado alguna singular sorpresa capaz de desbaratar las creencias de toda la vida. Así, rescatar la obra de escritoras de antaño es útil para consignar y constatar el hecho indudable de que a lo largo de los tiempos las mujeres actuaron, investigaron, se equivocaron, acertaron y crearon, mano a mano con los hombres, el mundo que hoy heredamos.

Sirve además para explicarnos-mediante testimonio verídico, el atormentado y extenuante recorrido que la mujer ha tenido que arrostrar hasta llegar al presente y, sobre todo, los prejuicios y obstáculos contra los que se ha debido enfrentar para defender su forma de pensar y de sentir, para lograr construir sus aspiraciones y materializarlas.

La literatura tiene mucho que ver con la moral y con su cuestionamiento o transgresión. Y tal vez eso explique por qué la mujer ha sido reprimida en la expresión libre de su sexualidad como en la de su creatividad. Así, la literatura era para las mujeres una forma de rebelarse y de construir un territorio de libertad, un territorio donde poder reparar su identidad castrada.

Por eso es especialmente estimulante acercarnos a esta inquietante escritora, Aphra Behn, de otro tiempo, cuyos oscuros orígenes y detalles de gran parte de su vida, siguen envueltos en un romántico misterio. Al quedarse viuda, se vio obligada a ganarse la vida con la escritura, convirtiéndose quizás en la primera mujer inglesa que lo hizo. Durante 20 años produjo una asombrosa variedad de obras literarias y destacó, junto con Dryden, Rochester y otros, como una de las principales poetas y dramaturgas de la Restauración. Nuestra escritora muestra en sus narraciones a unas heroínas inquietas, y que no se acomodan al mundo tal cual está diseñado, y que hacen todo lo posible por escapar de esa cárcel de puritana censura, de convenciones y prohibiciones que someten a la mujer al calvario del aburrimiento y de la ignorancia, a la renuncia de la expresión de la libido. Esta novela, La monja, muestra las claves más íntimas y esenciales del universo femenino, sus necesidades más apremiantes, su sed de experiencia. Y también, el ingenio requerido para burlar la vigilancia de sus carceleros. Y aunque no siempre las cosas salían del todo bien, y a pesar de que el precio a pagar por la osadía de querer ser distinta era tan alto como la deshonra, el exilio o la condena, las aventuras de estas féminas nos ofrecen a un tiempo divertimento, amenidad en la lectura, y honda reflexión. En el siglo XX se ha reconocido a Aphra Behn como una importante figura literaria y se ha convertido en un modelo de mujer escritora, pionera de la independencia y realización literaria femenina.

LALI FERNÁNDEZ

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo NUESTRAS EXPRESIONES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s